MI OPINIÓN ACERCA DEL SUPUESTO “HALLAZGO ARQUEOLÓGICO” EN EL CERRO SAN RAMÓN, PARROQUIA SANTA LUCÍA, MUNICIPIO PAZ CASTILLO DEL ESTADO MIRANDA

Cerro San Ramón, Paz Castillo, Edo. Miranda

En la fila del cerro San Ramón, Santa Lucía, Municipio Paz Castillo, Edo. Miranda.

Por Juan M. Carrasco D.

Me he sentido en el deber de expresar por escrito, y de una manera clara y fundamentada, mis opiniones, conceptos y apreciaciones en torno al supuesto “hallazgo” de un yacimiento arqueológico pre-hispánico en jurisdicción del municipio Paz Castillo del Estado Miranda. Dicho “hallazgo” –del cual se dice que comprende una serie de “centros ceremoniales, terrazas de cultivo, muros pétreos y petroglifos”, entre otros detalles- fue supuestamente realizado en el área del cerro San Ramón por una fundación de nombre ECOAR, presidida por el arquitecto Miguel Ángel Prieto, la cual supuestamente realiza labores de arqueología sin autorización del máximo ente en materia de estudio, registro y conservación del patrimonio cultural de la nación. Esta misma fundación y quien la preside, quien se hace denominar “arqueólogo” sin presentar documentos probatorios de tal denominación, son los mismos que en la ciudad de Caracas, hace más o menos 6 años atrás, echaron a rodar la teoría de la supuesta existencia de “pirámides” en el cerro Waraira-Repano (antiguo cerro El Ávila), junto con la teoría –completamente rechazada y considerada nada seria dentro de la comunidad científica venezolana- que trata de darle a la conocidísima y estudiadísima CULTURA MAYA-QUICHÉ un origen en tierras venezolanas, emparentándolos erróneamente y sin fundamentos teóricos comprobables, con nuestros aborígenes de nación caribe de la región centro-norte del país, los “mariches”, extinguidos hace poco más de 400 años por manos españolas, como bien conocido es por los historiadores venezolanos a través de las crónicas escritas por los llamados “Cronistas de Indias”. Sigue leyendo

Anuncios

LUCITEÑOS TIENEN EN EL PADRE MARCOS REYES CUETO UN EMPRENDEDOR Y BENEFACTOR EJEMPLAR

“Para que edifiques y siembres” fue la base de su labor como refundador.

Por Juan M. Carrasco D.

El pueblo que hoy en día conocemos bajo el nombre -y protección- de Santa Lucía, en los Valles del Tuy, fue el producto de un proceso sucesivo de traslados poblacionales que comenzaron el 23 de enero de 1621 en las inmediaciones de la primitiva ciudad de Santiago de León de Caracas, como parte del sistema de organización social impuesto por la España Imperial, conocido como “encomiendas”. Sigue leyendo

UN DISCURSO ESCRITO Y PRONUNCIADO POR EL PRÓCER LUCITEÑO DR. FRANCISCO SILVESTRE ESPEJO CAAMAÑO

Recopilado por: Juan M. Carrasco D.

El siguiente texto es la transcripción fiel -incluye la ortografía de la época- de uno de los tantos discursos que llegó a pronunciar nuestro insigne prócer patrio, nacido en nuestra Santa Lucía querida, el jurista y abogado Dr. Francisco Silvestre Espejo Caamaño. El mismo fue tomado directamente de la biografía que sobre el referido prócer publicara el Dr. Héctor Parra Márquez, en la década del 1950, como una luz al mundo acerca de este “revolucionario hombre de leyes”, dándole así un merecido sitial en la historia patria. A decir verdad -y en ello vierto todo lo que de subjetivismo pueda recrear en mi alma este escrito- este discurso es una muestra no sólo de la vasta cultura que como jurista debía de poseer Espejo, sino que también nos confirma los profundos ideales patrióticos que poseía y su concepción de “Patria”, tan sublime en sí misma. Y aunque se trata de un discurso “en memoria de su consocio el ciudadano Lorenzo de Buróz”, Espejo no deja de reflejar allí su pensamiento, bien organizado, dividido en partes para su mejor comprensión; nos hace pensar en un Espejo “retórico”, un conocedor de las más profundas leyes de la oratoria forense.
En algo sí me detendré por completo, y es en las palabras casi “premonitorias” en los párrafos Nros. 23 y 24, donde en una elevación cuasi-nostradámica Espejo habla y confiere a Valencia -capital del actual Estado Carabobo- el papel de “campo” en donde se sublimarían los ideales de búsqueda de la tan ansiada libertad, auspiciada por una élite de próceres, como prediciendo, ya entre 1810 y 1813 -período de años en los que posiblemente se escribiera este discurso- la batalla última que librara de los españoles a la entonces Provincia de Venezuela: la Batalla de Carabobo.
Sin más preámbulo, dejo que Espejo, un luciteño forjador de libertades, desde su merecido lugar en la Historia de Venezuela, os hable. Sigue leyendo

Dr. FRANCISCO ESPEJO: Revolucionario hombre de leyes

Dr. Francisco Espejo. Retrato autoría de Julio Escobar Cortéz (q.e.p.d.)

“Habló esa noche (Francisco) Espejo, alma de la Sociedad (Patriótica), abogado audaz e instruido, ensimismado y fecundo, cuyos modales graves, voz sonora, y estilo abundante y enfático gustaban a la multitud. Lleno de Mably y de Rousseau, Espejo se complacía en doctrinas metafísicas y generales.” Tal es la fugaz descripción que hace el periodista, escritor y educador venezolano del siglo XIX, Juan Vicente González, en su “Biografía de José Félix Ribas”, del ilustre hijo de Santa Lucía, el prócer y primer presidente en turno de la 2da Républica, Dr. Francisco Silvestre Espejo Caamaño. Sigue leyendo

ESTRATEGIA MILITAR. LA “DIVERSIÓN” DEL GRAL. FRANCISCO BERMÚDEZ (Abril – Mayo – Junio de 1821)

Área de desarrollo de la Batalla de Alto de Macuto (Santa Lucía). 14 de Junio de 1821

Área de desarrollo de la Batalla de Alto de Macuto (Santa Lucía). 14 de Junio de 1821

La liberación de Nueva Granada tuvo gran repercusión en España, al grado de fraguarse una “revolución” interna denominada “de Riego y Quiroga”, oficiales que impusieron al rey Fernando VII la Constitución Liberal de 1812. Estos acontecimientos dieron pie a los españoles para la búsqueda de la paz en América y por ende propusieron un tratado. Es así como los primeros días de enero de 1821, el país se encontraba en medio de una tensa calma, producto de la firma de un armisticio que propició luego el encuentro de Bolívar y Morillo, el 27 de noviembre de 1820. Dicho tratado debía durar 6 meses, o sea, hasta el 18 de abril de 1821, Pero el 28 de enero del mismo año la provincia de Maracaibo se pronunció a favor de la independencia. Haciendo buena la ocasión, el Gral. Rafael Urdaneta envía un batallón de republicanos y ocupa la convulsionada ciudad. A todas estas el Gral. La Torre, jefe del ejército español -ya que Morillo se había embarcado el 14 de diciembre para España- protestó enérgicamente a lo que consideró una violación del armisticio, exigiendo que se desocupara esa plaza. El Libertador dio a la sazón una ingeniosa respuesta a La Torre, alegando que al declarase Maracaibo independiente el 28 de enero, la ocupación el 29 por Urdaneta ya se hacía sobre un país libre y por ende no violaban el tratado. Sigue leyendo

Sobre el origen de nuestro pueblo Santa Lucía

Este servidor, durante la lectura del presente discurso.

DISCURSO EN CONMEMORACIÓN DEL 388 ANIVERSARIO DE LA PRIMERA FUNDACIÓN DE SANTA LUCÍA

23 de enero de 2009

¿Qué nuevas cosas podremos narrar acerca de nuestra Santa Lucía? Qué hemos hecho nosotros, sujetos activos de la historia, para dejar constancia de nuestras acciones individuales o colectivas? ¿Acaso nosotros, seres comunicantes, hemos registrado los nuevos hechos, las acciones de nuestra generación, del presente, para que sean conocidas por quienes nos seguirán, en vez de seguir repitiendo estérilmente, año tras año y autor tras autor, lo ya conocido y gastado, sin nada nuevo qué agregar y que merezca la curiosidad indómita de buenos investigadores? ¿Quién ha obviado las diferencias culturales o políticas que siempre dividen al hombre y osó vez alguna contar la historia de nuestros hermanos y hermanas venidos de Vargas o los aciertos de una gestión que finalmente converge en esa poderosa “panacea social” llamada Poder Popular?.1 Sigue leyendo